Mi hermana Menor


Hoy es el cumpleaños nº 25 de mi hermana menor.
Nació rodeada de hermanos que la esperábamos ansiosos por saber el color de sus escarpines, ya que estábamos divididos en nuestras opiniones. Unos decían que sería otro varón, pues yo defendía mi posición con la convicción que me daba la intuición de que era una nena la que estaba en camino. En aquel tiempo la ecografía era un estudio muy caro y no era obligatorio cono hoy, por eso la espera del acontecimiento era todo para la familia.

Ese año, yo iba a cumplir mis 15, Alicia sus 14, Orlando ya tenía cumplidos sus 10, Julio sus 5 años y Roberto días después tendría sus dos añitos.

Papá muy feliz de ver a su tercer hija en brazos le dijo a mamá que iba a tener el nombre de sus dos abuelas, "María Magdalena". Tenerla en brazos para él, que para ese entonces ya tenía 40 años, era una emoción incontenible. Y en su profunda gratitud quizo honrar a su abuela materna María Ciane, y a su abuela paterna Magdalena Vans Trate.

Para nosotros la elección del nombre del nuevo miembro de la familia era todo un tratado de listas interminables, donde aparecían los tradicionales, los bíblicos y santorales, los extranjeros conocidos por las películas americanas, y por último los de moda por las novelas televisivas del momento. Hasta tuvimos que hacer algunas consultas al juzgado de paz, porque discutíamos por la aceptación o no de determinados nombres.

Pero en el momento preciso, en el momento de darle el nombre eran papá y mamá los que, por inspiración del cielo y el amor que los movía, le fueron poniendo sus nombres a cada uno de sus hijos. Tuvieron aportes de toda la familia, pero ellos supieron darnos en ese sagrado instante, con todo su amor nuestro NOMBRE.

Nacida en 1985, y con el nombre de sus dos bisabuelas paternas, vino a nuestro hogar con el don de la alegría, del orden, de la fortaleza y de la perseverancia. Desde muy pequeña mostró un carácter fuerte, decidido, capaz de mover el mundo ella sola si era necesario para que la familia estuviese feliz.

Durante su niñez, sus hermanas mayores, ya estábamos estudiando en un Colegio fuera del Pueblo, por eso nos veíamos los fines de semanas. Luego tocó la universidad, y los encuentros eran mas aislados.

Cuando tuvo que seguir sus estudios, también ella tuvo que dejar el hogar y fue a Santa Fe donde vivió con Alicia y Julio.

Cuando llegó el momento, su vocación la llevó al área de la Salud, donde se recibió de Instrumentista Quirúrgica.

Gran capítulo en su vida es el gran amor de su vida, el hombre que es hoy su marido, su compañero y amigo. Daniel, compañero y amigo entrañable de su hermano Roberto, es su gran amor desde los 13 años. Durante mucho tiempo no se hablaban siquiera por vergüenza, por que a ambos le pasaba lo mismo. Cada uno tuvo su pareja adolescente, pero con el correr del tiempo tuvieron su oportunidad de hablar, de entender lo que sentían el uno por el otro, y desde ese momento están juntos, y son inseparables.

Viven en Rafaela, una hermosa Ciudad del norte de Santa Fe, donde ambos tienen trabajo y todo el tiempo para amarse.

Después de mucho andar, de muchos renunciamientos y sacrificios, de esperas angustiosas y de una paciencia marcada paso a paso, hoy hermana estás festejando tus 25 años con las mayores bendiciones del Cielo.

Con la familia unida, todos sanos y con trabajo, amándonos y sabiéndonos amados.

Con un estudio y una profesión que te permite ayudar a las personas enfermas, y teniendo por ello el reconocimiento de todos.

Con un hombre que te ama desde que te conoce, que es tu sol y tu alegría de todos los días.

Amor... Dios siga bendiciendo todos tus días, y sea este nuevo año de vida, Alabanza permanente al cielo por todos tus logros y tus dones.

2 comentarios:

Norma dijo...

Hola Edit he entrado a tu blog, gracias a nuestra amiga común, Sor Cecilia. Me gustó tu amena entrada, al leerla uno también atrae sus propios recuerdos. Abrazos desde Buenos Aires,compatriota.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Doy gracias al cielo, por la vida de su hermana y al mismo tiempo me llena de alegría le dedique esta entrañable entrada a una hermana tan deseada y esperada.
Felicidades para todos y por ser tan ejemplar familia.
Con ternura
Sor.Cecilia