Sentir la niñez en el alma






















Así nos despierta el sol cada mañana , en mi casa natal.

Cuando tengo la dicha de estar allí, me levanto alegre buscando las primeras luces del día, como cuando era una niña y tenía todo el día para jugar.

Siempre me gustó ver el sol de frente , sentir su calor en mi rostro y dejar que mi mirada se perdiera en su luz.

Cuando vivo ese encuentro matinal con la creación, siento que mi alma se llena de una felicidad inexplicable... vuelvo a sentir la frescura de la niñez en mi alma.

6 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Comprendo tus sentimientos Edit, volver por unos instantes a tu niñez en esos parajes entrañables, es un recordar para no olvidar.
Mi amistad es comparable a tu niñez,«PARA NO OLVIDARTE NUNCA».
Con ternura
Sor.Cecilia

Gran Visigoda dijo...

En el contemplar ese sol más allá del sol mismo descubre la mirada del Creador que te dice: Lo he puesto ahi para ti, para que lo disfrutes, para que cunado lo mires puedas evocar tu niñez puedas recordar tu infancia,puedas ver el amor que te tengo...
Un gran abrazo amiga mia.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi estimada Edit, en mi blog tiene un premio para usted.
Con ternura
sor.cecilia

Comunidad San Pablo dijo...

Cuando vivo ese encuentro matinal con la creación, siento que mi alma se llena de una felicidad inexplicable... vuelvo a sentir la frescura de la niñez en mi alma.

Bellísimo.

Que el Señor te bendiga.

Claudio

su chico dijo...

¿Cambiará el alma, en el trancurso de los años, como lo hace el cuerpo?
Alma, corazón y vida...
Algo debe quedar como un niño
si pretendemos alcanzar lo eterno

En el Amigo
Al + Mc

lourdes dijo...

Hazte pequeño en las grandezas humanas, y alcazarás el favor de Dios; por que es grande la misericordia de Dios, y revela sus secretos a los humildes. gracias un saludo en cristo jesus