La fotografia le arrebata al tiempo los instantes


La primera fotografía de la historia la tomó en el año 1816 el científico francés Nicéphore Niepce.

La imagen conocida como Vista desde la ventana en Le Gras, fue la primera imagen capturada por el hombre, para la posteridad.

Es sorprendente saber que, aún no habiendo llegado a los 200 años de ese gran suceso, como humanidad no podemos concebir el mundo sin esta ciencia que nos permite capturar el universo que conmueve nuestra retina.


Ella sacia nuestra sed por retener los mejores momentos, para hacer tangibles los recuerdos. Cubre nuestra necesidad de tener las pruebas irrefutables a todos los tipos de crueldad vividos.



La imagen arrebata al tiempo, el instante preciso que queremos mantener en el presente.


Es nuestro gran triunfo como humanidad sobre el tiempo que corre vertiginoso, borrando a su paso los instantes vividos.


Ya no solo tenemos una memoria oral y escrita, también tenemos una memoria hecha imágenes que serán para la posteridad.


Nuestra humanidad, la gran familia que camina los tiempos en esta parte del universo, consigue de este modo perpetuar sus pasos, para las futuras generaciones que la reemplazarán.

4 comentarios:

Norma dijo...

Edit, amo a la fotografía. Las publicadas una más sorprendente que la otra.
Sabes cuánto se aprende de ellas, es un importante medio audiovisual en el aula. Me salió la maestrita de adentro, ji ji ji.
Gracias por publicar. Besos querida sanjuanina.

Roberto dijo...

Existen paisajes a los cuales el ojo se acostumbra a ver, pero no hacer contemplados. Podemos pasar todos los días por unas calles sin llegar a descubrir su riqueza visual y artística. La fotografía es un medio capaz para descubrir nuevos paisajes de los viejos y cotidianos lugares por los que transcurren nuestras vidas, con frecuencia tan apegadas a lo material de las cosas y ciegas a la riqueza espiritual que guardan. Saludos!

lourdes dijo...

Cuando compartimo la belleza del alma compartimos el Dios escondido que habita en nosotros el Dios de la vida ha derramado su gracia sobre nosotros no escondamo los dones de Dios en nosotros grcias una vez mas un abrazo en Cristo Jesús que Dios te bendiga

Gran Visigoda dijo...

Siempre fui muy aficionada a la fotografia, guardo miles de ellas, me ha servido para contemplar y recrearme en la creación, en el ser humano, en el mundo...me hace vivr dos veces, tres veces, mil veces los momentos forografiados...
La fotografia es como la memoria viva de esta tierra.
Edit, ¡que Dios te bendiga!