Tiempos de desvelos

Hay épocas en las que suelo despertar a las 3 de la mañana y ya no me puedo dormir.

Sea por las preocupaciones, por las ganas de hacer cosas, por las inspiración, por la necesidad de organizar trabajos, o por el simple deseo de ponerme a leer las noticias del día, me visto y me preparo unos mates.

Veo mi correo, entro a facebook para saber de los amigos, voy a mis blogs y visito los blogs amigos. Leo los diarios. Rezo. Escribo. Ordeno mentalmente las tareas de la mañana.
Pienso en la solución de algún caso que tengo que defender. Busco antecedentes y jurisprudencia.
Busco imágenes hermosas para acompañar mis entradas a los blogs.

Los motivos de mis desvelos suelen cambiar con los tiempos vividos. A Dios gracias jamás se volvieron habituales como para tornarse un problema de salud.

Los vivo como un tiempo especial donde con silenciosa labor espiritual, logro armonizar mis preocupaciones y mis deseos con la vida que amanece.

Mi espíritu, como los hacían los antiguos guerreros que velaban sus armas horas antes de empezar la batalla, prepara sus armas para luchar por sus sueños y ganarle a los fantasmas que le traen las adversidades y los contratiempos del momento.

Cuando sucede, siento que mi Dios me trae al escritorio para que estemos juntos un rato, para que podamos charlar sin apuros y sentir de un modo especial su Presencia.

Haciendo de todo un poco, no dejo de poner mi corazón en algún pedido o agradecimiento, mientras paso de una cosa a la otra. Mis oraciones son tan saltarinas como mis tareas.

Y contrariamente a lo que puede pensarse, las jornadas que comienzo desvelada no son agobiantes, su vuelven especialmente prolíficas.


6 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Suele pasar. Es como un tiempo extra, que nos da la vida.

yo igual me enojo. Prefiero dormir!!!

Un abrazo.

lourdes dijo...

Gracias que Dios te bendiga todo cuanto vivmos son detalles de amor de Dios yo pienso que sino fueran por estos momento de compartir con las persona que nos encontramos tan llenas de Dios doy gracias a Dios por compartir con ustedes en este mundo que es una manera de crear fraternidad unidas en oración mi querida amiga y hermana y gracias por tu reflexión ayuda un abrazo en Cristo Jesús

Gran Visigoda dijo...

A mi me pasa cada día , por circunstancias apenas duermo pero en el silencio de las noches a solas y en vela he encontrado un espacio mágico en donde unirme al resto del mundo mediante la oración, dedico el tiempo a meditar y a repasar el día y a organizar el siguiente pero sobre todo, en el silencio de la noche me siento ante la presencia de Dios.
Un abrazo amiga!

Roberto Lone dijo...

Gracias siempre por tu amistad Edit.
Acabo de ayudar a una persona que quiero mucho porque sus desvelos la estaban deprimiendo tanto.
Admiro la manera en que a ti te resulta desvelarse. Yo tuve una época que amanecía pensando y haciendo planes, algunas veces me entraba más la preocupación, pero aprendi a meditar y junto con una oración encontré un equilibrio permanente.

Bendiciones!

♥Alicia dijo...

Edit, a veces me sucede q me despierto cuando todos duermen en casa y tengo por costumbre rezar la Coronilla de la Divina Misericordia por todas las necesidades de las personas q no conozco. Se me ocurre pensar q el Señor me depierta para rezar por los necesitados. Seguramente en algún desvelo alguién ora por mí.
Un abrazo tucumano

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

La felicito amiga mía , es usted muy ofortunada, y me alegro que sus noches estén llenas de estrellas con luz, usted ya es una estrella para mi.
Reciba mi ternura y un gran besote
Sor.Cecilia