Tiempos de austeridad

Tiempos de Austeridad, de renunciamientos y de esfuerzos domésticos.

Hace un tiempo, por razones de salud de mi hija, tuve que cambiar la dieta, tornando mas frugal y vegetarianos los almuerzos y cenas.

La moderación en las comidas y en los gustos permitidos, se fue tornando un buen hábito en casa.

A ello se le sumó la necesidad de decir basta a los gastos no necesarios, dado que la inflación imperante está desinflando cada vez mas los salarios y remuneraciones.

A estas fechas, entrando ya en otoño, con el movimiento de ropa supe que tenia que hacer varios recambios. Volví a iluminar la pieza de costura, renové hilos y agujas de máquina, y me puse a coser, como tantas veces lo hizo mamá, en épocas difíciles.

Este fin de semana largo, pude hacer 2 pantalones de vestir, y corté otros 2. Ya tengo los moldes para una campera y una chaqueta.

También hice pan lactal y pan integral para la semana. Unas prepizzas que frizzé y una torta de ciruelas y coco, para cuando vengan los amigos de Caro.

Tengo la convicción que esto no es pasajero.
Comienzan los tiempos de austeridad, una nueva oportunidad de aprender cosas nuevas, saboreando la vida de otra manera.

"Señor...
Que esta capacidad de arremangar la camisa para trabajar por el hogar, tenga su reflejo en nuestras almas, en este tiempo de cuaresma.
Que seamos capaces de iluminar nuestro interior, para trabajar en los mejores hábitos y virtudes.
Que sepamos renovar nuestros atuendos espirituales, siendo frugales en los apetitos y templados en nuestras expresiones."




9 comentarios:

Es bueno comunicarnos dijo...

Cada tiempo trae sus ventajas, quizás éste nos baje un poco a tierra y dando una vuelta de tuerca al tiempo de nuestras madres y abuelas, aprendamos que las tareas del hogar y la dedicación a la familia, también pueden hacernos disfrutar las pequeñas cosas.
En la simplicidad y austeridad encontramos la felicidad y realización peronal.
Un beso grande.

MA dijo...

Tiempos de austeridad tiempos de crecimiento interior y exterior para aprender a compartir y vivir sin prepotencia y humildad de alma y corazón.

Abrazos de MA para ti , gracias mil por tu comentario en el post de hoy. los ojos del amor.

Soy YO - MilThon dijo...

que bien describes, ho llegue a este lugar de refugio un beso enorme desde zaragoza

Gran Visigoda dijo...

En estos tiempos se aprende a valorar más todo aquello que se tiene, que sea también un tiempo propicio para compartir con los demás y para aprender a vivir desde la sencillez.
Un abrazo.

mjbo dijo...

Edit me parece que eres una artista total, cosiendo y guisando y reflexionando como lo haces. en fin que tienes razón hay que ser más realistas y frugales y lo vamos a agradecer mucho física y espiritualmente.
Un abrazo

Norma dijo...

Te felicito Edit por tus habilidades, suerte que sabes cómo hacer frente a las vicisitudes, eso es una bendición.
Besos y adelante, que te salgan ricas las comidas.

soylauraO dijo...

Lo bueno de estos "ejercicios espirituales" es que los hijos van degustando lo hecho por uno mismo; aprenden a romper los límites del no puedo y a esforzarse por alcanzar, con sus propios brazos lo que necesiten. Puedes estar segura que esta actitud brindará un beneficio extra a futuro, será una bendición para tus hijos.Abrazos.

Phausca dijo...

amiga, la austeridad debiera continuar aún en tiempos de bonanza, es la manera más justa de vivir, no es ético ni aceptable el derroche habiendo tanta necesidad y pobreza en el mundo.

si me permites, me alegro que hayas encontrado en la alimentación vegetariana un espacio de calma interior, como ya es sabido, somos lo que comemos.

un abrazo y felices pascuas!

Julio Díaz-Escamilla dijo...

¿Y qué hace Caro y sus amigos? Sólo me lo pregunto. Acaso no es ésto un todo, o sólo es una actuación? Me lo pregunto. Me lo pregunto. Me lo pregunto. Un abrazo.