PACO: droga de exterminio

Anoche vi esta película. Hacia tiempo que la tenia entre los films que voy atesorando para ver en los tiempos libres.

La busqué para verla por que quería entender lo que están hablando los CURAS VILLEROS, que son noticia en el Diario Clarín.

Los curas villeros son la voz de los marginados, el grito abierto de ayuda que usualmente no se escucha -porque viene de un lugar que casi nadie quiere ver-. Este equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia presentó un documento, titulado “El desafío del paco”, que hace foco en la destrucción masiva que provoca el paco en los barrios de extrema pobreza, en la casi nula atención del Estado y también del resto de la sociedad.

Nos hablan de que la droga está enquistada de tal modo que llega a los chicos y chicas “antes que un ambiente dichoso y sano para jugar, llega antes que la escuela o llega antes que un lugar para aprender un oficio y poder tener un trabajo digno”.

“La exclusión se enfrenta haciendo un lugar en la sociedad. Sin lugar en el mundo no hay recuperación posible”, reza el documento… Es necesario un exhaustivo examen de conciencia en todos los niveles”.

Durante el encuentro de reflexión organizado por estos sacerdotes, se proyectó un video documental de 14 minutos, producido por los propios curas, en el que las víctimas del paco (adictos y familiares) narran la devastación que provoca esta droga: desde el recurso casi inevitable de salir a robar hasta la situación de calle, madres que venden a sus hijos para comprar más paco y también las enfermedades que sufren los adictos, entre las que sobresale y crece la tuberculosis. En el documento se expresa crudamente: “En los volquetes de la villa, entre la basura, hay chiquitos de diez, o tal vez menos años, consumiendo paco. Hay nenas de catorce años prostituyéndose por la misma causa”.

El mensaje de estos sacerdotes es que todos debemos hacer que la lucha contra el PACO sea una CAUSA NACIONAL.
No basta que seamos buenos padres, no basta que los aconsejemos y estemos cerca. Debemos cuidar a nuestros hijos, cuidando a los demás. Debemos unir todos nuestras fuerzas para desterrar este fragelo de nuestros barrios, de nuestra patria.
Como dicen los hombres de Dios, este es el gran desafio que hoy debemos enfrentar.

2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Edit, este tema de la drogadicción, es muy espinoso, doloroso porque nos está destruyendo las familias. Lo he vivido de cerca , amigos, compañeros de trabajo que aparentemente se veían buenos y responsables, de la noche a la mañana se ponían enfermos y llegó el diagnóstico:Sida.He perdido muchos compañeros en los años 75 a 90,y no digamos como se vive en los barrios de la periferia de las grandes ciudades. Cada vez la droga y la prostitución como la anorexesia nerviosa se da en la gente más joven ,en niños incluso de 7 añitos. Tenemos el mundo al revés y no sé cómo lograremos remediar tanta soledad del hombre de hoy que sin valores se atrapa a su propia destrucción.
Con ternura.
Sor.Cecilia

Anónimo dijo...

dios mi hijo hace 2 senmanas que esta consumiendo paco pero gracias a dios nos pidio ayuda y si si dios y la virgen nos permita en 3 semanas se interna en un lugar llamado RETO ,SI A LA VIDA NO A LA DROGA ojala todo salga bien