Solemnidad de Corpus Cristhi

Himno de Laudes

Sin dejar la derecha de su Padre,
y para consumar su obra divina,
el sumo verbo, que ha venido al mundo,
llega al fin a la tarde de su vida.

Antes de ser, por uno de los suyos,
dado a quienes la muerte le darían,
en el vital banquete del cenáculo
se dio a los suyos como vianda viva.

Se dio a los suyos, bajo dos especies,
en su carne y su sangre sacratísimas,
a fin de alimentar en cuerpo y alma
a cuantos hombresen este mundo habitan.

Se dio, naciendo, como compañero;
comientod, se entregó como comida;
muriendo, se empeñó como rescate;
reinando, como premio se nos brinda.

Hostia de salvación, que abres las puertas
celestes de la gloria prometida:
fortalece y socorre nuestras almas,
asediadas por fuerzas enemigas.

Glorificada eternamente sea
la perpetua deidad, que es una y trina,
y que ella finalmente nos conceda,
en la patria sin fin, vida infinita. Amén.

2 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Edit, yo ante tan gran misterio, este día me limito a adorarle y poco más.
Sor.Cecilia

Claudia Lilian dijo...

Hola Edit, muchas gracias por tu visita y comentario.Voy a leerte y actualizarme con tus post.
Cariños y buena semana.