Feliz Cumple Ceci

Querida Ceci:

Me hace muy feliz haberte conocido y tener siempre noticias tuyas, querida amiga.




Por ser hoy tu cumpleaños, y con la penita de estar tan lejos, desde estas tierras lejanas del Sur, te mando una torta, esperando que tengas una de verdad para compartir con las hermanas.




Las fresas son un extra por ser mi debilidad y porque se ven muy sabrosas.







Y el cafe un plus de cariño, porque no hay como un buen cafecito a la hora de compartir momentos especiales.

Que este día seas muy feliz, sabiendo que tienes muchos amigos sembrados en este mundo ciberespacial.

Si tuvieramos la posibilidad, te caeríamos todos juntos a la puerta del monasterio a cantarte el feliz cumpleaños.

Un beso y un abrazo.

Efectos del PACO

El adicto al paco, al consumir esta droga, experimenta varios estadios en esta dependencia que lo llevan a la muerte:

Con el primer consumo comienza a experimentar el tiempo de la euforia, donde disminuyen las inhibiciones, hay una profunda sensación de placer y éxtasis. Se intensifica el estado de animo, hay cambios en los niveles de atención e hiperexcitabilidad.
Vive la sensación de ser muy competente y capaz de hacer lo que sea, se aceleran los procesos del pensamiento en torno a lo que se le ocurre como objetivo.
Ya no tiene hambre, ni sueño ni fatiga. Aumenta su presión sanguínea, la temperatura corporal y el ritmo respiratorio.

Entre los 2 y 5 minutos de consumir este espanto, aparece el tiempo de la disforia. Lo invade una fuerte sensación de angustia, depresión e inseguridad, y deseo incontenible de seguir fumando.
La tristeza y la apatía se adueñan de el, tiene una indiferencia total.
Con el correr de los días aparece el tiempo de consumo compulsivo, en el que la persona empieza a consumir ininterrumpidamente cuando aún tiene dosis en la sangre para evitar la disforia.

Por último, aparece el tiempo de la alucinaciones y la sicosis. El consumo de PBC suele provocar sicosis o pérdida del contacto con la realidad, la que puede darse después de varios días o semanas de fumar con frecuencia y durar semanas o meses. Las alucinaciones pueden ser visuales, auditivas, olfatorias o cutáneas.

Lo que está consumiendo es nocivo para su salud:

- El ácido sulfúrico en el compuesto produce enfisema y cáncer pulmonar a mediano plazo.
- El kerosén disuelve el recubrimiento mielínico de los axones, impidiendo la transmisión de los impulsos eléctricos en las neuronas. A su vez, la combustión del kerosén genera monóxido de carbono, el cual substituye el oxígeno en los eritrocitos de la sangre.
- Expectoración de sangre o mucosa sanguinolenta del tracto respiratorio.
- Su consumo durante el embarazo produce mutaciones severas en el feto.
- Degradación progresiva de la piel.
- Debilitamiento de los músculos.
- Reducción acelerada del peso corporal (en algunos casos produce anorexia).
- Desgano e insomnio.
- Midriasis.
- Náuseas y vómitos.
- Hipertensión arterial.
- Migraña severa.
- Taquicardia.
- Frecuentemente produce ulceraciones en los labios y la cavidad bucal.
- Comportamiento errático.

Es doloroso ver a un persona en ese estado, e inhumano no hacer nada por ellos.

El video que les dejo es desgarrador. Así quedan las personas adictas al paco, así se las ve en la via publica. Que no nos paralice la indiferencia o el temor. Ayudemos desde nuestros lugares, seamos la vos y los brazos de refugio de estas víctimas de la soledad y el desamparo.



PACO: droga de exterminio

Anoche vi esta película. Hacia tiempo que la tenia entre los films que voy atesorando para ver en los tiempos libres.

La busqué para verla por que quería entender lo que están hablando los CURAS VILLEROS, que son noticia en el Diario Clarín.

Los curas villeros son la voz de los marginados, el grito abierto de ayuda que usualmente no se escucha -porque viene de un lugar que casi nadie quiere ver-. Este equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia presentó un documento, titulado “El desafío del paco”, que hace foco en la destrucción masiva que provoca el paco en los barrios de extrema pobreza, en la casi nula atención del Estado y también del resto de la sociedad.

Nos hablan de que la droga está enquistada de tal modo que llega a los chicos y chicas “antes que un ambiente dichoso y sano para jugar, llega antes que la escuela o llega antes que un lugar para aprender un oficio y poder tener un trabajo digno”.

“La exclusión se enfrenta haciendo un lugar en la sociedad. Sin lugar en el mundo no hay recuperación posible”, reza el documento… Es necesario un exhaustivo examen de conciencia en todos los niveles”.

Durante el encuentro de reflexión organizado por estos sacerdotes, se proyectó un video documental de 14 minutos, producido por los propios curas, en el que las víctimas del paco (adictos y familiares) narran la devastación que provoca esta droga: desde el recurso casi inevitable de salir a robar hasta la situación de calle, madres que venden a sus hijos para comprar más paco y también las enfermedades que sufren los adictos, entre las que sobresale y crece la tuberculosis. En el documento se expresa crudamente: “En los volquetes de la villa, entre la basura, hay chiquitos de diez, o tal vez menos años, consumiendo paco. Hay nenas de catorce años prostituyéndose por la misma causa”.

El mensaje de estos sacerdotes es que todos debemos hacer que la lucha contra el PACO sea una CAUSA NACIONAL.
No basta que seamos buenos padres, no basta que los aconsejemos y estemos cerca. Debemos cuidar a nuestros hijos, cuidando a los demás. Debemos unir todos nuestras fuerzas para desterrar este fragelo de nuestros barrios, de nuestra patria.
Como dicen los hombres de Dios, este es el gran desafio que hoy debemos enfrentar.

Invierno en el alma

Hoy comienza el invierno, la nostalgia golpea a mi puerta y trae consigo a viejos amigos que ya no están.

La música, las imágenes, los aromas, los recuerdos... todo me trae amores lejanos.

El alma, como estos árboles, queda desnuda y temblando de amor por los seres queridos que están en el infinito.

Pero aún así el buen sol la acaricia y abriga, dándole los recuerdos mas bellos, los perfumes mas queridos.

El invierno para mi es tiempo de remembranzas, de vivencias dormidas... de grandes amores que ya se han despedido.

El invierno anida en mi alma, trayendo un tiempo de meditación sobre lo que ya fue, sobre lo que soy gracias a lo que viví con quienes ya partieron.

Religiosas que hicieron mella en mi vida I


En 1983 con tan solo 12 años ingresé al Colegio Santa Teresita del Niño Jesús, a 90 km de mi hogar. Como no teníamos secundaria en mi pueblito, mis padres eligieron este Colegio por su nivel académico, por ser religioso y especialmente porque albergaba a niñas de lugares lejanos, en condición de pupilas, de lunes a viernes.

Si bien otras niñas del pueblo, viajaban todos los días para ir a un secundario mas cercano, papá no estaba tranquilo al saber que varias horas estaríamos solas y en contacto con gente que el no conocía, ni tenia a su vista. Fue su celo protector el que primó a la hora de decidir, por lo que continué los estudios junto a mi hermana Alicia, bajo la guarda y guía de las Hermanas Dominicas.

Siempre estuvo ese colegio en los planes de papá, como el lugar de nuestros estudios. Cada vez que viajábamos a Ceres, para visitar a los parientes y llevar flores a la tumba de mi abuelo, el me decía mientras pasábamos por Hersilia: - “Ves ese edificio rosado, ese va a ser tu colegio, vas a poder estudiar hasta hacerte maestra. Y si te portas mal, les voy a decir a las monjas, que no te dejen salir ni para ver el sol”.

Si bien para un extraño estas palabras pueden resultar mas una amenaza que una advertencia, ese era el modo que tenía mi papá para decirme que no fuera tan traviesa. Era su manera de prepararme para enfrentar desafíos importantes lejos de el, haciéndome saber que siempre iba a estar de algún modo cuidándome, al darme un ámbito de vida resguardado.

Cuando llegó el momento, papá y mamá me llevaron un domingo a Hersilia, me presentaron a las Hermanas y luego de ayudarme a ordenar mis cosas se fueron antes del anochecer.

Al año siguiente le tocó seguirme a mi hermana Alicia, juntas compartíamos con otras 50 adolescentes la experiencia del internado pupilar, para poder educarnos.

La Comunidad Religiosa en esos tiempos estaba integrada por varias Hermanas que se repartían las tareas. Hubo renovaciones y traslados, por lo que varias veces sentimos la despedida de alguna Hermana, y tuvimos que adaptarnos a las nuevas Hermanas que venían.

Durante los 5 años de mi cursado tuvimos 2 madres superioras. La primera muy mayor, solía leer mucho y siempre tenía tiempo para charlar con alguna de nosotras sobre algún tema especial. La segunda madre superiora me atrapó por el parecido con mi abuela paterna, era mayor pero muy activa. Organizó una huerta, amplió el jardín y mejoró las plantas que en macetas adornaban los corredores. Y era la gran chef de nuestra cocina. Como era maestra en mis dos debilidades, en mis tiempos libres me la pasaba acarreando agua para regar sus plantas y mientras caminábamos por la huerta vigilando si habían o no malezas, nos hacíamos de unas mandarina para probar. Charlábamos de cosas simples. La tengo en mi corazón de un modo tan especial, la Madre María tenía por aquel entonces mas de 60 años y era tan feliz en su consagración a Dios, que para mi era una santa.

También recuerdo a la Hermana María del Carmen Bellovino que era la representante legal del colegio. Tenía unos 30 años. Era muy alegre, cantaba y tocaba la guitarra mas lindo que la Hemana Glenda. Con su vos angelical y sin parlantes, recorría los pasillos llenándonos de alegría con las Alabanzas más bellas que escuché, dirigidas a Dios. Cuando estaba contenta, bajaba las escaleras saltando y se sentían sus pasos cuando apurada se dirigía al aula o la capilla.

También viene a mi memoria la Hermana Mónica que nos enseñaba el modo de meditar la Palabra, nos orientaba en la preparación diaria del rosario de las seis de la tarde, nos compartía tarjetas y fotos de paisajes hermosos…

La Hermana Graciela era muy seria para la edad que tenia, pues la recuerdo joven y sin sonrisas. Muy atenta a todas, estaba siempre dispuesta a ayudarnos en las tareas, nos acompañaba en los almuerzos y cenas iniciando las bendiciones.

Un lugar muy importante en mi memoria ocupa la Hermana María Magdalena Araya, quien fue nuestra guardiana y la responsable de nuestro comportamiento ante la Comunidad Religiosa. Ella llegó al colegio una noche de mayo de 1983, enfundada en un tapado negro hasta los pies y con un paso que me impresionó.

Durante los primeros días nos fue dando las indicaciones y nos explicó como debíamos comportarnos en el colegio, durante nuestras horas libres. Muy estricta y muy justa a la hora de solucionar los enredos que se generaban todos los días entre las chicas.

Una a una nos fue conociendo, sabiendo de nuestras familias y sus problemas; fue descubriendo nuestra manera de ser y nuestro carácter. Nos fue dando de a poco los gustos que mas felices nos hacían. Nos dejaba jugar boley durante los tiempos libres, solía organizar alguna noche de cine, cuando no teníamos evoluciones al día siguiente.

Pero lo que mas me gustaban eran las tardes libres, cuando comenzaba a relatar historias. No solo nos contaba de un modo único historias bíblicas, las que mas me gustaban eran las historias de vida, relacionadas con improntas de Dios en diferentes familias. Nos iba mostrando con cada historia familiar, como aparecían los problemas a partir de las debilidades y como se fortalecían con las virtudes.

En fin… fueron años muy caros a mi corazón porque aprendí a amar ese modo de vida, donde uno trabaja, estudia, medita, tiene su tiempo libre para compartir o en soledad. Vive en comunidad y al mismo tiempo en la soledad necesaria para comenzar a oír la voz de Dios en su interior.

En otra ocasión les voy a contar las tantas travesuras que pergeñamos y ejecutamos como adolecentes, en esos tiempos de internado. Fueron muchas las trapisondas y bromas, muy divertidas y de diversas consecuencias.

Sacerdotes que hicieron mella en mi vida I

Ayer, en uno de mis momentos de buceo cibernético, descubrí un grupo creado en Faccebook.com, que me pareció muy atinado y de mérito, se llama http://www.facebook.com/group.php?gid=404166879781.

Resulta que un grupo de amigos decidió expresar su confianza y reconocer las bondades que recibieron de sus sacerdotes, unos sus confesores, otro sus maestros, otros más cercanos sus amigos…
Busqué el grupo y me uní a ellos, por que es un modo de dar testimonio de que la gran mayoría de nuestros sacerdotes son hombres de bien, que ofrendan su vida y su servicio a nuestro Dios y a sus hermanos.

Leyendo los testimonios comencé a buscar en mi memoria los tiempos, las épocas, los momentos donde un sacerdote estuvo allí, trayéndome la Palabra justa, el consuelo, el consejo, la guía que necesitaba para seguir el buen rumbo.

Como por arte de magia, "la de mi memoria", comenzaron a aparecer uno a uno los hombres consagrados que hicieron mella en mi alma y en mi vida.

Siendo muy pequeña, los encuentros con Jesús Eucaristía los tenía los 4º domingos de mes, fecha en que llegaba el Padre Francisco Scotto a darnos misa en la Parroquia. Teníamos no más de 3 o 4 años mi hermana y yo, cuando vestidas como princesitas íbamos a la Parroquia de la mano de mi abuela paterna, los domingos por la mañana. Luego llegaba mi madre con mi hermanito bebé.
La entrada a la parroquia de la mano de mi abuela Felicia era muy solemne, porque creía plenamente que nos presentaba a Jesús para que nos bendiga y nos proteja. Frente a la actitud de esa abuela creyente y a nuestra inocente mirada, el Padre Scotto no podía dejar de darnos la bendición cada domingo.
El Celebró el matrimonio de mis padres, nos bautizo a todos sus hijos. En nos dio la Primera Comunión y estuvo junto al Obispo en nuestra Confirmación. Falleció poco tiempo después de la misa de acción de gracias por los 25 años de matrimonio de mis padres. El padre Francisco es la estampa del cura de campo, ya que siendo el sacerdote de Tacural, tenia a su cargo la parroquia de otros pueblos vecinos, dentro de los cuales estaba el nuestro. Nos dejó a todos un gran legado, ya que su pastoral de mas de 30 años, fue de gran valía en toda la región.

En las entradas siguientes seguiré dando testimonio de aquellos hombres de fe que fueron importantes en mi vida.

Solemnidad de Corpus Cristhi

Himno de Laudes

Sin dejar la derecha de su Padre,
y para consumar su obra divina,
el sumo verbo, que ha venido al mundo,
llega al fin a la tarde de su vida.

Antes de ser, por uno de los suyos,
dado a quienes la muerte le darían,
en el vital banquete del cenáculo
se dio a los suyos como vianda viva.

Se dio a los suyos, bajo dos especies,
en su carne y su sangre sacratísimas,
a fin de alimentar en cuerpo y alma
a cuantos hombresen este mundo habitan.

Se dio, naciendo, como compañero;
comientod, se entregó como comida;
muriendo, se empeñó como rescate;
reinando, como premio se nos brinda.

Hostia de salvación, que abres las puertas
celestes de la gloria prometida:
fortalece y socorre nuestras almas,
asediadas por fuerzas enemigas.

Glorificada eternamente sea
la perpetua deidad, que es una y trina,
y que ella finalmente nos conceda,
en la patria sin fin, vida infinita. Amén.

La traición se supera con Santidad

Hoy recibí un mail de una de mis páginas preferidas, reinadelcielo.org, donde me compartía la Homilía del sacerdote Franciscano P. Roger J. Landry, pronunciada en la Parroquia del Espíritu Santo en Fall River, MA (Estados Unidos) - Año 2010

Como sus palabras me llegaron muy profundamente, las comparto con ustedes.
Estoy publicando los párrafos que mas me impactaron, pueden leer la Homilía completa en la página de origen.

…El escándalo desafortunadamente no es algo nuevo para la Iglesia. Hubo muchas épocas en su historia, cuando estuvo peor que ahora. La historia de la Iglesia es como la definición matemática del coseno, es decir, una curva oscilatoria con movimientos de péndulo, con bajas y altas a lo largo de los siglos. En cada una de esas épocas, cuando la Iglesia llegó a su punto más bajo, Dios elevó a tremendos santos que llevaron a la Iglesia de regreso a su verdadera misión. Es casi como si en aquellos momentos de oscuridad, la Luz de Cristo brillara más intensamente.

Yo quisiera centrarme un poco en un par de santos a quienes Dios hizo surgir en esos tiempos tan difíciles, porque su sabiduría realmente puede guiarnos durante este tiempo difícil. San Francisco de Sales fue un santo a quien Dios hizo surgir justo después de la Reforma Protestante. La Reforma Protestante no brotó fundamentalmente por aspectos teológicos, por asuntos de fe -aunque las diferencias teológicas aparecieron después- sino por aspectos morales. Había un sacerdote agustino, Martín Lutero, quien fue a Roma durante el papado más notorio de la historia, el del Papa Alejandro VI. Este Papa jamás enseñó nada contra la fe -el Espíritu Santo lo evitó- pero fue simplemente un hombre malvado. Tuvo nueve hijos de seis diferentes concubinas. Llevó a cabo acciones contra aquellos que consideraba sus enemigos. Martín Lutero visitó Roma durante su papado y se preguntaba cómo Dios podía permitir que un hombre tan malvado fuera la cabeza visible de Su Iglesia. Regresó a Alemania y observó toda clase de problemas morales.

Los sacerdotes vivían abiertamente relaciones con mujeres. Algunos trataban de obtener ganancias vendiendo bienes espirituales. Privaba una inmoralidad terrible entre los laicos católicos. Él se escandalizó, como le hubiera ocurrido a cualquiera que amara a Dios, por esos abusos desenfrenados. Así que fundó su propia iglesia. Eventualmente Dios hizo surgir a muchos santos que combatieran esta solución equivocada y trajeran de regreso a las personas a la Iglesia fundada por Cristo.

San Francisco de Sales fue uno de ellos. Poniendo en riesgo su vida, recorrió Suiza, donde los calvinistas eran muy populares, predicando el Evangelio con verdad y amor. Muchas veces fue golpeado en su camino y dejado por muerto. Un día le preguntaron cuál era su postura en relación al escándalo que causaban tantos de sus hermanos sacerdotes. Lo que él dijo es tan importante para nosotros hoy como lo fue en aquel entonces para quienes lo escucharon.

Él no se anduvo con rodeos. Dijo: "Aquellos que cometen ese tipo de escándalos son culpables del equivalente espiritual a un asesinato, destruyendo la fe de otras personas en Dios con su pésimo ejemplo". Pero al mismo tiempo advirtió a sus oyentes: "Pero yo estoy aquí entre ustedes hoy para evitarles un mal aún peor. Mientras que aquellos que causan el escándalo son culpables de asesinato espiritual, los que acogen el escándalo -los que permiten que los escándalos destruyan su fe-, son culpables de suicidio espiritual."

Son culpables, dijo él, "de cortar de tajo su vida con Cristo, abandonando la fuente de vida en los Sacramentos, especialmente la Eucaristía". San Francisco de Sales anduvo entre la gente de Suiza tratando de prevenir que cometieran un suicidio espiritual a causa de los escándalos. Y yo estoy aquí hoy para predicarles lo mismo a ustedes. ¿Cuál debe ser entonces nuestra reacción?

Otro gran santo que vivió en tiempos particularmente difíciles también puede ayudarnos. El gran San Francisco de Asís vivió alrededor del año 1200, que fue una época de inmoralidad terrible en Italia central. Los sacerdotes daban ejemplos espantosos. La inmoralidad de los laicos era aún peor. San Francisco mismo, siendo joven, había escandalizado a otros con su manera despreocupada de vivir. Pero eventualmente, se convirtió al Señor, fundó a los Franciscanos, ayudó a Dios a reconstruir Su Iglesia y llegó a ser uno de los más grandes santos de todos los tiempos. Una vez, uno de los hermanos de la Orden de Frailes Menores le hizo una pregunta. Este hermano era muy susceptible a los escándalos. "Hermano Francisco," le dijo, "¿qué harías tu si supieras que el sacerdote que está celebrando la Misa tiene tres concubinas a su lado?" Francisco, sin dudar un sólo instante, le dijo muy despacio: "Cuando llegara la hora de la Sagrada Comunión, iría a recibir el Sagrado Cuerpo de mi Señor de las manos ungidas del sacerdote."

¿A dónde quiso llegar Francisco? Él quiso dejar en claro una verdad formidable de la fe y un don extraordinario del Señor. Sin importar cuán pecador pueda ser un sacerdote, siempre y cuando tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia -en Misa , por ejemplo, cambiar el pan y el vino en la carne y la sangre de Cristo, o en la confesión, sin importar cuán pecador sea él en lo personal, perdonar los pecados del penitente, Cristo mismo actúa en los sacramentos a través de ese ministro. Ya sea que el Papa celebre la Misa o que un sacerdote condenado a muerte por un crimen celebre la Misa, en ambos casos es Cristo mismo quien actúa y nos da Su cuerpo y Su sangre.

Así que lo que Francisco estaba diciendo en respuesta a la pregunta de su hermano religioso al manifestarle que él recibiría el Sagrado Cuerpo de Su Señor que sus manos ungidas del sacerdote, es que no iba a permitir que la maldad o inmoralidad del sacerdote lo llevaran a cometer suicidio espiritual. Cristo puede seguir actuando y de hecho actúa incluso a través del más pecador de los sacerdotes. ¡Y gracias a Dios que lo hace!

Y es que si siempre tuviéramos que depender de la santidad personal del sacerdote, estaríamos en graves problemas…
Este escándalo puede ser algo que los conduzca por el camino del suicidio espiritual o algo que los inspire a decir, finalmente, "Quiero ser santo, para que yo y la Iglesia podamos glorificar Tu nombre como Tú lo mereces, para que otros puedan encontrarte en el amor y la salvación que yo he encontrado." Jesús está con nosotros, como lo prometió, hasta el final de los tiempos. Él sigue en la barca. Tal como a partir de la traición de Judas, Él alcanzo la más grande victoria en la historia del mundo, nuestra salvación por medio de Su Pasión, muerte y Resurrección, también a través de este episodio Él puede traer y quiere traer un nuevo renacimiento de la santidad, para lanzar unos nuevos Hechos de los Apóstoles en el siglo XXI, con cada uno de nosotros -y esto te incluye a TI- jugando un papel estelar.

Ahora es el tiempo para que los verdaderos hombres y mujeres de la Iglesia se pongan de pie. Ahora es el tiempo de los santos. ¿Cómo vas a responder tú?